Inicio / Marketing Digital / ¿Sabes qué es una falacia?
Las falacias y el marketing

¿Sabes qué es una falacia?

Dentro del campo de estudio de la lógica, una falacia es un argumento que parece válido, pero no lo es. El término falacia proviene del latín “fallacia” y significa “engaño”. El estudio de las falacias se remonta a la Grecia antigua y al famoso filósofo griego Aristóteles, quien estudió e identificó 13 falacias fundamentales que luego expuso en su obra “Refutaciones Sofísticas”. Desde entonces otras cientos de falacias han sido estudiadas e identificadas por científicos a lo largo de la historia humana.

Te preguntarás ¿esto para qué sirve?, es simple. Las falacias son utilizadas a diario; en áreas donde la persuasión, la comunicación y la argumentación son necesarias, tal es el caso del periodismo, la mercadotecnia, el cine, la política, el derecho y la religión. Aprender a identificar las falacias te permitirá evitar engaños comunes, identificar ofertas carentes de valor y encontrar mentiras disfrazadas de sutileza en el discurso de un político, por sólo poner un ejemplo.

El uso intencional y comercial de las falacias es el más común, para persuadir o manipular a personas o grupos de personas. En una menor medida se utilizan sin intención debido a descuidos o ignorancia de quien las utiliza. Las falacias pueden ser tan sutiles y persuasivas, que se debe poner mucha atención al discurso para aprender a detectarlas.

Que un argumento sea falso no implica que su premisa (base) o su conclusión sean falsas, tampoco que sean verdaderas. Un argumento puede tener premisas y conclusión verdaderas y aun así ser una falacia. Lo que hace falso al argumento es la invalidez del argumento en sí. De hecho, entender que una premisa es falsa porque el argumento que la contiene por conclusión es falso es en sí una falacia conocida como “argumento ad logicam”.

Este no es un artículo de tesis de grado, así que sólo voy a exponer las falacias más conocidas y ejemplos de su utilización, tan sólo para despertar el interés del lector y animarlos a conocer más sobre ellas.

Vamos a comprender la falacia con un ejemplo simple. Primero vamos a definir un argumento que parece válido pero que no lo es, observa el siguiente ejemplo:

Una persona educada nunca grita (Premisa)
Nunca he visto a Pedro gritar (Argumento)
—————–
Pedro, es una persona educada (Conclusión)

Ahora utilizamos el mismo razonamiento pero en un contexto totalmente diferente:

Si cortas a otras personas eres un criminal
Los cirujanos cortan a otras personas
—————–
Los cirujanos son criminales

Este es un ejemplo simple de falacia lógica, donde el contexto es lo único que sostiene el argumento como verdad, fuera de contexto es un razonamiento ilógico. Ambos razonamientos siguen la misma falacia lógica: si X=Y, y Z=Y, entonces X=Z.

Cómo podemos observar en el primer ejemplo, la conclusión no tiene porqué ser falsa, incluso resulta lógica y aceptable, pero el razonamiento es incorrecto y carente de validez, por lo cual, de ser cierto, es sólo una casualidad.

Las falacias lógicas tratan de justificar ideas que usando la razón son injustificables. Este tipo de falacias son muy explotadas frecuentemente por los políticos y los medios de comunicación para engañar a la gente. Incluso, puede que varias ocasiones, incluso tú, inconscientemente, las hayas utilizado para justificar tus puntos de vista o expresar opiniones.

Hoy en día, con el aumento del uso de la redes sociales y las nuevas tecnologías, es muy común ver publicaciones, razonamientos y frases, construidas por “pseudofilósofos” que hacen un uso exagerado de falacias lógicas. Lo preocupante es la aceptación sin crítica de estas publicaciones las cuales puedes ver con miles y millones de “Me Gusta” que lo único que hace es agregarle un reforzamiento positivo a un razonamiento erróneo.

Algunos tipos y ejemplos de falacias

Falacia Ad Hominem: Se caracteriza por ser un ataque o un insulto, hacia una persona, creando dudas sobre su personalidad. El objetivo es restarle importancia al argumento real, desviando la problemática hacia la persona, en lugar de abordar directamente las razones para el argumento real.

Ejemplo: Un fanático de un equipo deportivo argumenta que el entrenador no tuvo una temporada ganadora porque fue un estúpido. Evidentemente se ataca a la persona del entrenador, pasando por alto la razón por la cual no tuvo una temporada ganadora. Que fue que el equipo no ganó suficientes juegos en la temporada. En este caso desacreditar al entrenador no prueba que sea falso o verdadero el argumento.

Falacia del Efecto Dominó: Intenta desacreditar un argumento indicando que la aceptación del mismoconducirá, sin duda alguna, a una secuencia de eventos, donde uno o más de los cuales tendrán resultados indeseables. Esta falacia se utiliza para jugar con el miedo de las personas. Es uno de los métodos de argumentación utilizados por la demagogia

Ejemplo: El senador argumenta que no aprobará la ley para la legalización de la marihuana como droga medicinal, porque después de eso tendrían que legalizar el consumo de heroína y cocaína y al final tendremos una sociedad de drogadictos.

Falacia de Apelación a la Ignorancia: Pretende utilizar la ausencia de pruebas como un argumento de la verdad. Si no existen evidencias que algo sea falso, entonces se asume que es verdadero. Esta es la falacia más utilizada por las religiones y las sectas.

Ejemplo: Los ateos, utilizan esta falacia para argumentar “Nadie ha podido probar la existencia de un Dios. Por lo tanto, Dios no existe“, los creyentes usan la misma falacia para argumentar lo contrario “Nadie puede probar que Dios no existe, por lo tanto, existe un Dios“.

Falacia de Apelación al Miedo “Ad Baculum”: Es una de las falacias más utilizadas por gobernantes y tiranos para controlar las masas. Y por empresarios para dañar la imagen de la competencia. Esta falacia trata de reemplazar la razón por el miedo para establecer una verdad falsa o lograr inducir una conducta determinada.

Ejemplo: Es típico de los políticos utilizar esta falacia para exponer a sus adversarios y generar miedo hacia la oposición. “El partido XYZ no debe regresar al poder, recordemos que durante los años x al z provocaron una caída de los ingresos brutos del país, aumentando el hambre y el desempleo, cosa que nosotros no permitiremos”.

LECTURA SUGERIDA: Para visualizar más ejemplos de falacias en una forma amena te invito a leer “El libro de los malos argumentos”, disponible de forma gratuita en 9 idiomas. El libro fue escrito por el programador Ali Almossawi e ilustrado por Alejandro Giraldo. En el explican mediante ilustraciones y conceptos simples las falacias y los errores más comunes que las personas comenten al argumentar sus premisas.

También te recomiendo visitar el sitio Falacias Lógicas, donde podrás encontrar explicaciones y conceptos muy claros. Y el blog Divino Placebo que contiene extensas explicaciones del uso y ejemplo de las falacias en español.

Sobre Santiago Carnago

Licenciado en Psicología, Consultor, Especialista en Marketing Digital, Creación de Contenidos, Wordpress, Posicionamiento Web y SEO. Actualmente Director de Marketing y Fundador de Divalia S.A de C.V., junto a su socio Alberto Ferrer, una empresa que ofrece Servicios Tecnológicos, Tercerización, SEO, Marketing Digital, Seguridad y Alojamiento Web Complejo a PyMEs en el sureste mexicano. Sígueme en @scarnago

Puede interesarte

torrentflix es un cli tool para ver peliculas y series de tv mediante torrents

¿Cómo instalar torrentflix para ver películas y series de TV?

torrentflix es una herramienta de línea de comandos (cli tool) para buscar películas o series …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *